Abel Zavala: Pintar la Realidad



Abel Zavala Ortega nace en la ciudad de Xalapa, Veracruz, en 1986. Estudiante de Pintura en la Facultad de Artes Plásticas de la Universidad Veracruzana. Abel es hiperrealista, ya que considera que es el elemento idóneo para captar la realidad, lo cual se ha convertido en una de sus metas. Como muchos creadores reflexiona sobre sí mismo y el arte se ha convertido en uno de los procedimientos para relatar estas inquietudes; por eso pinta sobre todo autorretratos, dentro de una exploración para escudriñarse tanto física como mentalmente sin tratar de elucidar dificultades y ansiedades. La calidad formal de sus piezas nos exige una lectura minuciosa, pues Abel retrata cada poro de su piel insistiendo en el detalle hasta sus últimas consecuencias. Su meta es imitar o incluso ir más allá de la fotografía, por lo que el desarrollo técnico y formal de sus obras es impecable. Pese a su corta edad, busca que el público no pueda distinguir entre la piel pintada y la piel real, por lo que parte de acercamientos fotográficos para construir su discurso pictórico, poniendo especial cuidado en la elaboración de sus bastidores, pues le interesa la durabilidad de sus obras y que la superficie a pintar sea lo suficientemente tersa para que la pintura semeje una fotografía o más que eso: consiga ser una ilusión óptica que nos acerque a lo real. Ha expuesto en México, Bélgica y Canadá.



Abel, ¿cómo te inicias en las Artes Plásticas y desde cuándo?
Desde que tengo memoria he dibujado, pero fue hace cuatro años que ingrese a la Facultad de Artes Plásticas de la Universidad Veracruzana cuando empecé en las artes de manera formal.



¿Dónde te formaste?
Primero me forme de manera independiente, siempre me ha gustado dibujar y pintar y siempre tuve la oportunidad de ello, ya que mi familia puso a mi alcance todo lo necesario para que me desarrollara en las Artes Plásticas. Después ingrese a la Facultad de Artes de la Universidad Veracruzana, donde actualmente curso el séptimo semestre de la carrera de Artes Plásticas, opción pintura.



¿Cuál ha sido tu educación visual?
Desde muy pequeño me ha gustado nutrirme de imágenes, primero en libros, ahora también en Internet. Siempre busco cosas nuevas, me interesa saber qué pasa en el arte en otros países, pero creo que la mejor educación visual está en los museos, en las galerías y también, desde luego, en la observación del mundo que me rodea. Cualquier fuente es buena, desde los letreros callejeros hasta las revistas de moda. Los viajes también me han aportado mucho, el contacto real con las obras de grandes artistas ha significado para mí algo enriquecedor.



¿Qué artistas han influido en tu proceso creativo?
Han sido muchos a lo largo de mi vida, desde los medievales y renacentistas pasando por las vanguardias, hasta artistas de nuestros días. Por ejemplo, he aprendido mucho sobre color gracias a los impresionistas como Monet, de la inocencia de Henri Rousseau, de las texturas de Tamayo, de la magia del Bosco, de la perfección de Remedios Varo, del realismo de Gottfried Helnwein, de las atmósferas de Rothko, de las ideas y consejos de mi maestro Manuel Velázquez y del escultor Roberto Rodríguez, así como también he aprendido de artistas contemporáneos que no son propiamente pintores, pero que con sus conceptos me han ayudado a enriquecer y entender más el proceso creativo.



¿Cómo te clasificas? ¿Eres un artista propositivo, te consideras vanguardista?
Creo que mi trabajo es muy variado, va desde lo figurativo altamente realista hasta lo abstracto, así como de lo tradicional hasta lo poco convencional, pero considero importante ser fiel a mis ideas más que a las corrientes artísticas. Mi medio de expresión es principalmente la pintura, creo que aunque las tendencias actuales en el arte se alejan de la pintura como la conocemos, se puede ser propositivo y actual aunque los materiales o técnicas que se estén usando sean tan antiguos como el temple de huevo o el grabado, siempre y cuando la imagen sea contemporánea.



¿A tu edad y con tu experiencia, sientes que puedes vivir del arte?
Creo que sí se puede vivir del arte. Lo ideal es vivir de lo que se produce, es decir, de la venta de obra, pero también hay alternativas que no se alejan del arte, que van desde la docencia, la crítica y la reflexión teórica hasta la gestión cultural, la curaduría y la museografía. El arte tiene muchos caminos, lo importante es producir, tener una obra de calidad y trabajar de manera profesional, yo diría que desde el primer momento de la formación artística.



¿A qué aspiras como artista plástico?
A seguir trabajando, a mantenerme firme en mis ideas, a aprender más para que la calidad de mi trabajo siempre vaya en ascenso y de esta manera logre colocarme y que el mundo conozca lo que hago. Mi más grande aspiración es la perfección, la calidad, ofrecer siempre lo mejor.



¿A futuro, qué pretendes como artista?
Probar, experimentar, nutrirme de arte, viajar, visitar muchos museos, enriquecer y perfeccionar mi trabajo, hacer que muchas personas lo conozcan, y por supuesto, buscar la manera de vivir de esto, que es lo que más me gusta en la vida.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Creo que este joven tiene una gran calidad. Sus intenciones propias son suaves pero asombrosas. ¿A Donde se puede ver su obra?

leopoldo

lburruel@att.net.mx

Frida Mazzotti Pabello dijo...

Efectivamente: Abel es un artista virtuoso y su obra es magnífica. Por el momento su trabajo está de gira en Suecia pero regresará a Xalapa dentro de unos meses. Puede usted conseguirla en: www.fridarte.com
Mil gracias por su comentario.
Atentamente: Frida Mazzotti