Omar Gasca: El Arte de Criticar



Omar Gasca (Ciudad de México, 1952) es crítico de arte, miembro activo de la Association Internationale des Critiques D'Art y a la fecha es miembro de la Association Internationale des Arts Plastiques, de la Asociación de Artistas Plásticos de México, de Foto Foro Internacional y fundador de Integrarte (Instituto de Integración de las Artes). Artista interdisciplinario con un centenar de exposiciones colectivas y más de sesenta exposiciones individuales. Catedrático de la Facultad de Artes Plásticas de la Universidad Veracruzana. Ha dictado conferencias alrededor del mundo. Es autor de textos sobre arte y cultura en importantes publicaciones culturales nacionales e internacionales. Gasca es específico: hay que poseer obra que se origina en la propia comunidad, tener un orgullo oriental por lo que se crea en nuestro país. Gasca opina que no necesariamente el que gasta más tiene mejor colección de obra, sino aquel que con más tino, con más cultura, experiencia, imaginación e idea aportadas por él o por un crítico, elige la obra correcta que perdure en el tiempo y como un valor económico. En esta entrevista, se pone de manifiesto su vasta cultura, su permanente obsesión por el aprendizaje y la crítica. Contundente en sus aseveraciones, que lo transforman en un generoso surtidor de enseñanzas, sólo nos resta escuchar y aprender.



Omar, ¿cómo se forma y qué función cumple un crítico de arte?
El crítico de arte, en nuestro país, se forma, se modela a sí mismo a través de la observación, el aprendizaje, la práctica, el constante estar y permanecer dentro del conocimiento de las diferentes manifestaciones culturales del mundo. Es una profesión para la cual no hay Universidad, carrera propiamente hablando. La crítica habla no solo del arte, sino de lo social, lo político, de lo histórico y geográfico, de lo técnico y el sentido, de lo filosófico. Todos los críticos, no obstante su procedencia intelectual, coinciden en que vale la pena tener y poseer obra original. Casi siempre, un crítico es parte de la comunidad a la que se dedica su crítica; ejemplo de ello son los mexicanos Felipe Ehrenberg en la pintura, Octavio Paz y Juan García Ponce en la literatura, Salvador Toussaint en historia. Un crítico de arte es como un catador de vinos, es decir, cualquiera puede tomar un vino y apreciarlo, pero solamente aquel que ha vivido buena parte de su vida estudiando, probando, aspirando los aromas del vino, conociendo de qué regiones viene, el nombre de las uvas que lo conforman, solo él podrá ser un especialista en vinos. Así es un crítico de arte.



"Cualquiera puede gustar y poseer una obra de arte que cumpla todas las funciones de una obra de arte en sí, que son permanecer en el tiempo, provocar emociones, etc., pero tal vez no logre este cometido siempre. Un crítico de arte cumple entonces una función sociocultural importante: la de promover y provocar en el coleccionista obras que valgan la pena a través de los tiempos, así como un enólogo podrá favorecer a la formación de una buena cava con vinos que perduren en el tiempo y valgan la pena. Si una persona desea invertir en una buena cava, haría bien en consultar con un enólogo. Si un comprador de arte desea tener una buena colección de obra, hará bien en asesorarse de un crítico profesional de arte que le ayude a ver con ojos entrenados y así garantizar de alguna forma, su colección. La función de un crítico es la de ser intérprete y traductor, así como ensayista, es decir, la crítica de arte, es por así decirlo: una otra obra.



¿Existe el arte contemporáneo en nuestro país?
Con Arte Contemporáneo existe una confusión, ya que al haber una división histórica del arte, no puedes llamarle CONTEMPORANEO a un artista de nuestra época que pinte como se hacía en el siglo XVI. Cuando hablamos de cultura y de arte, lo contemporáneo quiere decir no lo que se hace hoy, en esta época, sino a lo que haciéndose hoy utiliza los medios, los lenguajes y habla de los problemas y asuntos que corresponden. Hay gente que vive en este año, en este siglo y en este lugar, y que escribe como escribió un escritor ruso hace cien años o un pintor que pinta a la manera de un pintor francés de 1870. Todo Arte contemporáneo es un Arte Emergente, esto es, lo que caracteriza al arte es aportar a nuestra época una visión distinta, un nuevo modo de hacer algo, lo que cumpliría con su función de artista.



¿Qué artistas emergentes, contemporáneos, existen en México que valga la pena nombrar?
La mayor parte de los artistas emergentes en nuestro país están aun en sus nichos, en sus estudios, no son precisamente los que están en las galerías y los museos, pero a la larga son los que estarán. En México hay muchos jóvenes talentos y la lista sería enorme y las ciudades en donde se destacan son Oaxaca, Monterrey, Tijuana, Distrito Federal y por supuesto Xalapa. Se presenta un problema con este arte emergente tanto para el coleccionista como para el artista, ya que mucho de este arte no es “comprable”; esto significa que en la misma génesis del arte emergente, es imposible adquirir tal como una instalación o un performance. La supervivencia de un artista es cada vez más complicada si quiere vivir de ello, porque muchos de sus productos no son cosas llevables a la pared o a un sitio físico. Ya que el arte emergente, sobre todo, tiene que ver con la fotografía, la danza, la música, la plástica, la literatura, etc. La pintura, como tal, ya no participa en sí del arte emergente aunque llegan a existir, en un número menor, algunos pintores que pueden llenar este nicho.



¿Qué opinas de las reproducciones de obras de arte?
Esto forma parte de las sociedades de consumo. En ellas, lo que más se vende es más vulgar, siempre se venderán más las pizzas que un buen filete, y siempre se venderá más una Coca Cola que un buen vino. Entre más vulgar, más éxito tienen las cosas en una sociedad de consumo como la nuestra. Si se hacen cojines o playeras de la Mona Lisa, pues no le pasa nada a la Mona Lisa, lo que me parece es que eso forma parte de un sistema de igualación, de pronto empieza a perder sus valores porque se vuelve rutinario, se vuelve cotidiano, y en la reproducción ocurre una cosa que se llamaría desgaste semántico: mientras más veas la imagen por todos lados, menos importancia llega a tener. Esto es una estrategia que se ha usado: para disminuir la importancia de algo repitámoslo mil veces. La repetición anula.



Omar, tú eres crítico de arte y artista. ¿Cómo logras esa simbiosis?
Nunca me propuse ser lo uno ni lo otro, simplemente me propuse realizar todo aquello que se me antojó hacer: empecé a escribir y a exhibir mi obra porque me lo pedían, pero ahora cada vez me dedico más a las artes visuales utilizando herramientas digitales, me aboco a la docencia y a la crítica que me gustan, al diseño al que me he dedicado durante años, a la edición de libros, y a muchas otras cosas. Para mí todo es lo mismo. Yo no veo alguna diferencia en otro orden que no sea el técnico; es decir, la escritura, la pintura etcétera, tienen sus medios, sus lenguajes y hasta sus espacios, pero para mí (ser artista) es realizar un ejercicio de creatividad, inquietudes e ideas para aportar algo. Una de las grandes crisis de la cultura en Occidente tiene que ver con la idea de la especialización. Yo no creo en eso. Yo no tengo etiquetas. Pero si me preguntas, me autodefino como Ingeniero. En el uso del sentido del ingenio. Es, como se autodefinió Felipe Ehrenberg hace muchos años como “Neólogo”. Eres todo: escritor, pintor, fotógrafo, etc.



¿Esto es un poco la idea del Hombre del Renacimiento, que estaba educado para escribir, pintar, componer música, actuar, saber de física y matemáticas etcétera?
Exacto. Yo creo que el Hombre de todos los tiempos debería ser una persona formada intelectual, espiritual y físicamente al máximo posible. En el mundo hay un montón de formas para hacer las cosas. Pienso que por ejemplo la Política es una forma de arte, hacer negocios es una forma de arte, como lo dijo en su época Andy Warhol. La verdadera iniciativa privada es hacer eso exactamente: lo que nace de ti y logras. Un gran empresario es aquel que mediante el ingenio y la creatividad genera nuevas visiones para hacer negocios y genera nuevos empleos y nuevos modos de vida para aquellos que trabajan con él, y crea sistemas de calidad, eficiencia y eficacia y capacidad de aportar. Aportar elementos para un devenir mejor, aquello que enriquezca la vida física, espiritual, intelectual y material.



Omar, ¿cuáles son los ingredientes que debe tener una obra de arte para ser considerada como tal?
La obra de arte debe ser promovida para que sea consumida de tres maneras: que se entienda y se consuma intelectualmente, que aporte algo al espíritu y que por lo tanto aporte emocionalmente y que, de preferencia, se obtenga, esto es, que físicamente sea poseída. A mí me parece que estar rodeado de obras de arte es vivir con calidad, estar rodeado de buena música, independientemente del género, es vivir con calidad, si se poseen mejores lecturas, etcétera, con toda seguridad, se será una mejor persona. Creo también que el arte es algo que debería estar más a la mano y apropiarse de el como un consumidor efectivo intelectual, emocional y material de la obra.

2 comentarios:

Felipe Ehrenberg dijo...

Apreciada Frida Mazzotti,
Desde Sao Paulo lescribe Felipe Ehrenberg (ehrenberg.felipe@gmail.com) para felicitarla por su elegante blog y en especial, por la entrevista que le hace a mi tan querido colega Omar Gasca.
Como el maestro, yo tambien escribo mucho. Me vi obligado a aprender a escribir y a publicar mis escritos ante el tremendo vacio de informacion, cronica y opinion que aflige nuestro pais y que aun no alcanza los niveles que exige una nacion tan productiva y osada como la nuestra.
Para practicar la critica se requiere de profundos y muy extensos conocimientos, como los tiene el Mtro. Gasca. Yo nunca los tuve ni me preocupe por desarrollarlos, si a duras penas me doy a basto para ejercer mi profesion.
Lo que si he cultivado ha sido la cronica, genero tan subjetivo como noble y capaz de revelarle al lector facetas desconocidas del arte que le lleven a sacar sus propias conclusiones.
Su blog, Frida, me parece estar cumpliendo ben esta funcion.
Feliz 2009!

Anónimo dijo...

hola que tal amigos, me llamo paloma, quisiera que hablaran sobre la lic.historia del arte, estoy muy interesada en ella no me decido si esudiarla y busco informacion sobre todo de gente ya ejerciendo la profesion. jade_elclon9@hotmail.com