Armando Mora: Canto que Recorre el Mundo



Armando Mora nació en Xalapa, Ver., México. Realizó estudios de Perfeccionamiento en Canto Operístico en la escuela Juilliard y Mannes College en Nueva York; en el Estudio de la Ópera de Bonn en Alemania; en el Instituto de Artes Vocales de Tel Aviv, Israel y en la Universidad Veracruzana en donde además se graduó con Mención Honorífica en Medicina General, habiendo obtenido el 2º lugar de su generación. Se ha presentado en importantes escenarios internacionales como el Teatro Real de la Ópera de Dinamarca; Ópera de ciudad del Cabo en Sudáfrica; Ópera de Bonn y Ópera de Stuttgart en Alemania; la Companion Ópera en Zurich, Suiza; Ópera de Chipre; Teatro Nacional de la Ópera en Croacia; Gran Ópera de Miami; en Roma y Florencia, Italia; Syros en Grecia; en los Estados Unidos con la Ópera de Dallas; Rhode Island Ópera; Connecticut Grand Ópera; Nuevo México; La Ópera de Arizona; El festival de Caramoor , la Ópera Di Capo y el Teatro de la Ópera de Juilliard en Nueva York; el Tour Nacional con la New York City Ópera; La Ópera de Pittsburgh; la Ópera de Eugene Oregon; La Ópera de Alaska; la compañía de Ópera Lírica de Nueva Jersey; Pro Arte Lírico en Puerto Rico y la Ópera de Costa Rica y de Santo Domingo; en México con la Ópera de Bellas Artes, de Guadalajara, Villahermosa Tabasco, Sinaloa, Guanajuato, Sonora, Chihuahua, Veracruz, entre otras, así como en diversas producciones de Ópera con la Orquesta Sinfónica de Xalapa.

Armando, te recibiste de Médico Cirujano, con honores, por la Universidad Veracruzana. ¿Cómo es que vuelcas tu mirada al canto?
Pues siempre desde pequeño tuve atracción por las artes escénicas y el canto era un interés muy intimo que no compartía con nadie, pero siempre admiraba a los compañeros que cantan en fiestas y reuniones y me impresionaban las voces educadas.

¿Quiénes influyeron en ti para cantar?
Primero fue mi papá, que gustaba de cantar en reuniones familiares con sus amigos y me alegraba verlo disfrutar tanto de la música.

Fuiste alumno, en tus inicios, de la única maestra de bel canto en Xalapa hace algunos años: Olga Baldasarri, quien afincó su residencia por muchos años en Xalapa, después de su rutilante carrera como cantante en ópera en Europa, especialmente en Italia. Cuéntanos acerca de tus primeros pasos con ella.
Efectivamente mi primera maestra fue la maestra Baldassarri a la edad de dieciséis años, y fue quien me inició en el conocimiento de la Ópera, que hasta entonces yo ignoraba.

Posteriormente, ¿quiénes fueron tus maestros?
Siempre fui muy autodidacta y me ha gustado mucho estudiar e investigar acerca de la voz, pero después de la maestra Baldassari me fui a Bellas Artes en donde debute a los veintiún años, y no tuve otro maestro formal hasta que me fui a estudiar a Juilliard School of Music en Nueva York en donde estudie con el prestigiado maestro Daniel Ferro, y con una querida maestra QPD Ellen Repp, posteriormente con personalidades como Franco Corelli, Denes Striny.

Cuéntanos de tu primera vez en escena: ¿Qué interpretaste? ¿En dónde? ¿Cómo te sentiste?
Pues fue en mi adolescencia y como actor en una bella obra de Emilio Carballido que hicimos con mucho cariño y desde ahí supe que ese era mi lugar.

¿No fue extraño dejar la carrera de Medicina para dedicarte al canto? ¿Dudaste alguna vez?
Esa era mi verdadero llamado y aunque me titulé con mención honorifica y fui el segundo lugar de mi generación de Medicina, tuve desde mis inicios como cantante oportunidades profesionales importantes. Debuté con la sinfónica a los veintiún años como solista y empecé a ganar con mi voz a los dieciséis años, cuando entre al Coro Profesional de la Universidad Veracruzana, y a partir de mi debut en Bellas Artes estuve en todas las temporadas por seis años hasta mi partida a Nueva York.

Has triunfado como tenor en escenarios tanto nacionales como internacionales y tu carrera sigue en ascenso. ¿Qué ópera te gusta interpretar más?
Pues realmente disfruto las obras o conciertos que interpreto en el momento de hacerlos y me entrego a ser fiel con la música y los personajes. He interpretado casi todos los roles que mas me gustan y que eran mi sueño, pero aun me falta el rol de Des Grieux de Manon Lescaut de Puccini.

¿Con quién has compartido escenarios y cuál o cuáles son tus directores favoritos?
Pues con cantantes muy queridos como Aprille Milo, Sylvie Valerre, Adria Fireston, Placido Domingo, Justino Díaz, y últimamente me ha dirigido el reconocido director y querido amigo Marco Balderi.

¿Qué opinas acerca de la formación de cantantes de ópera en México? ¿Esto es: habiendo tantos aspirantes a interpretar obras clásicas y seguramente tantos estudiantes de canto, por qué solamente conocemos a un puñado de ellos? ¿Qué pasa con “los otros”, los que no se escuchan?
Como tú sabes, no todas las carreras tienen el mismo nivel de publicidad y aunque haya varios cantantes mexicanos destacando en el mundo, no tienen un soporte publicitario para enterar al público en general, pero ya hay varios colegas en el extranjero haciendo importantes carreras. Antes se apreciaban las voces mexicanas, pero se decía que carecían de la preparación musical y cultural necesarias. Pero ahora los cantantes jóvenes se están preparando desde jóvenes a un nivel muy importante, mi misma hija realiza actualmente la maestría en canto en la ciudad de Stuttgart (Alemania) después de haberse titulado como arpista.

Tú eres asimismo formador de cantantes. Sin embargo, a nivel privado es difícil formar completamente a profesionales dadas las condiciones de infraestructura académica y de espacios específicos para ello: los instrumentos que acompañan son caros, no es posible, a nivel privado tener una orquesta, etcétera. En tu opinión: ¿qué falta para que México sea un país “productor” de cantantes de ópera de alto nivel?
En primer lugar, el estimulo a los jóvenes, que son muchos, para seguir su sueño. México tiene poca actividad operística, pero en el mundo hay muchas casas de Ópera de diversos niveles en donde se realizan producciones interesantes. En mi caso particular he empezado a organizar talleres para preparar a jóvenes cantantes con los elementos fundamentales para su formación, y produzco y promuevo espectáculos con ellos de diversos géneros para que vayan tomado la experiencia escénica y haciendo un currículo.

¿En qué escenarios te gustaría cantar que no lo hayas hecho ya?
En Francia extrañamente no me presentado aun, pero hare un tour de audiciones en 2010.

¿Cuáles han sido tus mayores satisfacciones como cantante?
Mis mayores satisfacciones dentro del canto han sido a nivel espiritual, me ha acercado a mucha muy gente valiosa y buena, he recibido mucho amor y he logrado adentrarme en el mundo emocional y sensible de mis hijos, que también han incursionado en el canto. Abrir un camino emocional y sensibilizar a otros seres humanos es mi objetivo de vida, que es para lo que estoy aquí. Creo que el ser humano se pregunta eso muchas veces y yo me siento feliz de haber encontrado mi camino. Desde otro punto de vista, pues los viajes a lugares que jamás había imaginado, conocer otras culturas, formas de vida, disfrutar de excelentes comidas y vivir intensamente.

¿A quiénes admiras como cantantes?
Uno de mis cantantes favoritos es sin duda el desaparecido gran tenor Franco Corelli, a quien tuve la oportunidad de conocer y fue también mi maestro en cursos en Florencia, Italia. La inigualable Maria Callas, Mirella Freni, el desaparecido Pavarotti, y desde luego el maestro Plácido Domingo, quien ha sido uno de los principales promotores de ópera para el público en general a nivel mundial.

Fundaste tu compañía “Argot”, que se ha presentado con gran éxito en la ciudad de Xalapa. Cuéntanos de tus proyectos futuros con esta compañía.
Argot es un grupo que reúne a jóvenes comprometidos con el canto y con llevar su arte al público, generando un culto entretenimiento y sensibilización. Ellos estarán conmigo en la Feria Internacional del Libro aquí en Xalapa en el mes de Septiembre, y posteriormente harán más presentaciones del espectáculo de Disney que tuvo gran éxito, y de otros géneros que se encuentran preparando.

Todos ellos son jóvenes, los integrantes de Argot, que viven estos tiempos de rapidez. Y el bel canto, como otras expresiones artísticas, requiere tiempo, paciencia, constancia. ¿Cómo enfrentas esto como mentor?
Pues comparto con ellos una filosofía muy diferente a ese continuo estrés actual, y hacemos un paréntesis cuando hacemos ensayos y clases para lograr integrar al ser humano orgánico no metalizado, al ser sensible que todos tenemos dentro, estimulando que se manifieste en ellos través de sus voces.

¿Qué se necesita para ser cantante de ópera? ¿Cualquiera puede serlo?
Quizá un cantante en general cualquiera puede serlo, si tiene el deseo verdadero de lograrlo, y la disciplina y constancia necesarias, un cantante específicamente de Ópera requiere de más habilidades y más compromiso, ya que el desarrollo de la voz debe realizarse al máximo, y conocer música, idiomas, etc. y amar ese bello genero, ya que los sacrificios de los viajes, la vida nómada, puede ser difícil.

Cuéntanos tus planes a futuro.
Pues termino mis cursos de verano en Xalapa e impartiré otro en Querétaro en el mes de agosto. Luego iré a Nueva York, y feliz por los compromisos de este año con una agenda muy apretada, pero con cosas que deseo hacer, le he estado dedicando más tiempo a presentaciones personales y conciertos, pero estaré interpretando en bellísimo rol de Canio de la Ópera Payasos en Alaska en el mes de noviembre; y en octubre debutare como actor en Estados Unidos en la obra teatral Yerma de Federico García Lorca, lo cual me halaga mucho, ya que casi siempre se dice que los cantantes no son actores, así que me siento orgulloso de este proyecto.

No hay comentarios: